¿Qué insectos parásitos de los animales existen?

Posted on

Los animales consumen plantas y hongos, y se consumen entre sí, pero realmente no aportan gran cosa al ciclo.

Por supuesto, no sólo hay animales aprovechados; también hay plantas, hongos, microbios y virus parásitos. Los insectos son el grupo de artrópodos más numeroso, por lo que también existen unos cuantos representantes de este clado como parásitos de animales. La mayoría de los insectos parásitos de los animales se alimentan de sangre, aunque los piojos masticadores tienen otro tipo de alimentación. * Información relacionada: Pulgas En ultimo lugar, mencionaremos como importantes insectos parásitos de los animales a las chinches o hemipteros. Las plantas a menudo producen toxinas, por ejemplo, que desalientan a los hongos parásitos, a bacterias, así como también a los herbívoros. Parasitología La ciencia que estudia los parásitos es la parasitología, así como la interacción biológica entre dos especies, parásito y hospedador, se denomina parasitismo. Del latín parasitus (aunque con origen más remoto en un vocablo griego que significa “comensal”), un parásito es un organismo que vive a costa de otra especie. Parásitos externos específicos de especies, son unos insectos que producen un picor muy intenso e ingestiones severas de sangre que derivan en anemia. Hay virus llamados bacteriófagos o fagos (del latín, fago, «comer») que infectan bacterias, virus vegetales, virus animales e incluso virus de hongos, algas y protozoos.

¡Buen trabajo! Los hongos son descomponedores. Todos los seres vivos mueren. Descomponedores, como hongos y gusanos, convertir los seres vivos en el suelo.

  • Larvas migrans cutáneas.
  • Larvas migrans de mucosas.
  • Larvas migrans viscerales.
  • Larvas migrans somáticas.

que pueden ser atacados por numerosas especies de hongos que se desarrollan sobre ellos como parásitos obligados.

A modo de excepción, se pueden mencionar algunas especies del género , que parasitan a diversas especies de larvas de entre las que podemos citar a la procesionaria del pino. Los parásitos externos como piojos, sarna y piques producen lesiones por hongos, bacterias, larvas y otros. Los hongos se expresan en la piel como una lesión descamada en diferentes partes del cuerpo. La mayor incidencia de ellas se presenta en animales domésticos (bovinos, perros) y silvestres, pero éstas también pueden alimentarse de humanos (figura 8). Existen algunas especies afines de esquistosomas que parasitan a otros huéspedes mamíferos o aves y que en ocasiones pueden llegar a parasitar accidentalmente al hombre. Además del hombre, el botriocéfalo puede parasitar a osos, perros, gatos, peces y una gran variedad de animales. Los gusanos adultos son parásitos del intestino delgado del hombre y otros animales (perro, gato, rata, cerdo, jabalí, etc.). La familia Onchocercidae incluye diversas especies de cuerpo filariforme capaces de parasitar al ser humano. Se denominan larvas migrans a todos aquellos síndromes resultantes de la migración en el hombre de larvas de nematodos parásitos de animales.

No, eso no es correcto. Los hongos son descomponedores. Todos los seres vivos mueren. Descomponedores, como hongos y gusanos, convertir los seres vivos en el suelo.

  • Parasitismo solitario. Se presenta cuando se encuentra un solo parásito atacando a un hospedero.
  • Parasitismo gregario. La hembra deposita varios huevos dentro del huésped, donde se desarrollan varios individuos

El hombre se infecta por contacto directo de la piel desnuda con las larvas del parásito.

La mayor dispersión de los propágalos de los patógenos se realiza mediante agentes como aire, agua, insectos, otros animales y el hombre. - Bacterias: forma de conservación análoga a la de los hongos, otros pueden invernar en sus insectos vectores. Hecho experimental: es común en el laboratorio que hongos, bacterias y virus después de multiplicaciones repetidas en medios de cultivos o plantas que pierdan su poder patógeno. Se ha señalado cierto número de especies de hongos como lo únicos que descomponen la madera. Micotoxinas (introducidas por hongos): representan una amenaza para la salud del hombre y de los animales, debido a las dosis subagudas presentes en los animales y forraje. Consiste en la muerte de las células invadidas, generalizada para virus, hongos, parásitos obligados, bacterias y nematodos. Los mejores ejemplos de parasitismo son las pulgas en animales o de parásitos como los Cordyceps, o los impactantes Glyptapanteles, en insectos. Lo que sí se sabe es que todos los seres vivos -incluso los propios parásitos- tienen algún tipo de parásito que vive dentro o sobre ellos. LOS ARTRÓPODOS Normalmente viven fuera del organismo en distintas partes del cuerpo humano pero, sobre todo, en aquellas que por estar cubiertas de pelo les permiten una protección mayor.

¿Qué son los insectos parásitos de animales?

  • Control adecuado de los animales que se sacrifican.
  • Legislar: tener leyes que protejan al consumidor
  • Evitar comer las carnes poco asadas o medio cocidas.

Capacidad de infección del parásito dependiente de distintos factores: Normalmente, los animales jóvenes son los que se ven más afectados por estos parásitos.

Se trata de unos hongos (ascomicetos) que se alimentan de la melaza segregada por insectos (fundamentalmente homópteros) que a su vez se alimentan de la planta huésped. El ser humano es hospedador accidental y son las larvas, que rara vez alcanzan el estado adulto en el hombre, las que producen la enfermedad. Entre ellos están: Los virus, que son parásitos obligados Las bacterias Los hongos Las plantas Los protistas, por ejemplo los apicomplejos o algunas algas rojas. Uno de estos reinos es el reino Fungi (del latín fungus que quiere decir hongo) o reino de los hongos, que incluye unas 100.000 especies. Algunas especies descomponen restos animales ricos en queratinas como pezuñas o plumas, caso del género Onygena Hay hongos parásitos de animales, de vegetales, incluso de otros hongos. Al mismo orden que el cornezuelo del centeno (Clavicipitales), pertenece el género Cordiceps, formado por especies que parasitan a insectos. Algunos hongos parasitan los cuerpos fructíferos de otros hongos como es el caso de Peckiella lateritia, que parasita a especies del género Lactarius, los conocidos níscalos. Así, según el medio en que nos hallemos, podemos saber que especies de hongos podremos encontrar.

¿Cómo son los insectos parásitos de los animales?

Los hongos parásitos encuentran en el bosque un amplio abanico de hospedadores sobre los que instalarse, de forma que cada especie forestal lleva aparejadas sus correspondientes especies de hongos parásitos.

Las pulgas son insectos que carecen de alas, chupan sangre y se alimentan de perros, gatos, seres humanos y otras especies. Aunque según esta definición se podrían considerar parásitos las bacterias, virus y los hongos, solo se engloban bajo esta denominación los protozoos, artrópodos y helmintos. Así, el hiperparásito vive gracias al parásito y éste último gracias al hospedador, generándose una cadena de parásitos. Sin embargo, unas cuantas especies pueden alojarse en otras partes del cuerpo, como el hígado y la sangre. – Los insectos forman el grupo más numeroso del reino animal, tanto en individuos como en especies. En el hombre vive el Pulex irritans; en el perro, etc., otras especies; siendo temible la de la rata por poder transmitir la peste bubónica. Cada una de las numerosas clases de insectos existentes tiene su propio género de vida —variando considerablemente SU alimento, su “habitat” y sus ciclos vitales—. Los primeros son insectos chupadores de sangre, entre los que se encuentran especies que atacan al hombre. Un organismo puede ser parásito todo su ciclo de vida o sólo en algunas fases; por ejemplo, hay insectos cuyas larvas son parásitas pero no los individuos adultos.

¿Qué insectos parásitos de los animales existen?

Cuándo se transmite entre distintas especies, la especie que lo transmite se denomina vector; por ejemplo, varias especies del mosquito Anopheles es vector para el humano del parásito Plasmodium (malaria).

Aunque la “sarna” en los animales, es mucho mas compleja   y producida por  varios  agentes, incluídos ectoparásitos,  hongos y bacterias. Incalculables son asimismo los daños originados por los insectos parásitos del hombre y de los animales. Los insectos proporcionan alimento a muchas especies de peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos.